fbpx

Activación conductual y depresión

carto de leche con fotografía de niña depresión

Activación conductual y depresión

La Activación Conductual (AC) es un tratamiento que puede aplicarse en solitario pero que también suele ser una parte importante del tratamiento cognitivo-conductual estándar para la depresión.

La AC es un tratamiento breve y estructurado que tiene como objetivo la activación de los pacientes a través de aumentar el contacto de estos, con experiencias gratificantes y placenteras de las cuales antes disfrutaban pero que ahora han dejado de serles gratas.

Actuar de fuera a dentro

La amplia mayoría de nosotros, no actuamos hasta que nos sentimos motivados para hacerlo. A esto se le denomina “actuar de dentro afuera”. Sin embargo, nuestro día a día está lleno de rutinas que incluyen actividades muy poco motivadoras y que tenemos que hacer si o si, como ir a trabajar, limpiar la casa o recoger los niños del colegio.

Cuando no estamos deprimidos, realizamos estas tareas sin tener en cuenta si nos apetece o no. A nadie se le ocurre no ir al trabajo un lunes porque no se encuentra de humor. Simplemente te levantas y apechugas con tus responsabilidades.

Como ves, actuar de dentro afuera funciona bien en algunas ocasiones, pero cuando uno está deprimido, no es una estrategia efectiva. Cuando uno está deprimido, lo único que quiere hacer es “NO HACER NADA”.

niña y depresión monstruo Y ya de paso te voy a contar un secreto: si está deprimido nunca te va a parecer que es el momento adecuado. Te lo repito: NUNCA. La motivación no va a aparecer. Si ya te engañabas antes diciéndote: “Ahora no es el momento”, “Mejor lo dejo para mañana o el fin de semana que estoy más descansado” ahora que estas deprimido, imagina.

Ten en cuenta que las emociones se aman a sí mismas. ¿Qué quiero decir con esto? Pues, que cuando nos sentimos mal, tendemos a realizar acciones que son coherentes con ese estado de ánimo.

No eres el primero que se somete a una sesión de bajona musical de la mano de Adele después de que lo hayan dejado. Siento romperte la burbuja pero es así. Igual que cuando estamos alegres, no nos apetece escuchar desgracias ajenas ni lamentos de extraños.

De ahí, que si estas deprimido no te apetezca hacer absolutamente nada con tu vida. Por eso, la Activación Conductual te pide precisamente que actúes según un plan u objetivo, no según un sentimiento o un estado interno.

Es decir, te pide que actúes “de fuera adentro”, aun a sabiendas de que esto, puede ser muy complicado, ya que el cansancio y la apatía típicas del estado depresivo te anclan a mantenerte inactivo alimentando más aún si cabe ese círculo vicioso.

Comprometerse con el cambio

La AC te pide que te comprometas con el difícil, laborioso y poco natural sentimiento de realizar ciertas actividades para mejorar tu estado anímico “de fuera adentro” hasta que la depresión comience a mejorar. Sería algo así como fingir que no estas deprimido, hasta que finalmente dejas de estarlo.

hoy será un gran dia optimus prime

Piensa en una persona diestra que se ha roto el brazo y ahora solo puede utilizar su brazo izquierdo para realizar las tareas cotidianas. Seguramente le resulte incómodo y molesto utilizar solo una mano.

Puede sentirse torpe, inútil y que no es ella misma. Evidentemente le costará mucho más trabajo realizar las tareas que antes llevaba a cabo pero a medida que pase el tiempo esta persona irá adquiriendo mayor destreza para usar solo una mano y le resultará cada vez más sencillo.

Con el tiempo, el brazo derecho se le curará y podrá volver a realizar estas mismas actividades. Esta analogía describe a la perfección lo que la Activación Conductual pretende con sus pacientes.

El truco es dar el primer paso y empezar a construir desde ahí, incluso cuando el ánimo y la motivación sean bajos, en vez de esperar a que el estado anímico mejore antes de embarcarse en la actividad.

Ese primer paso es fundamental. Ese primer empujón puede alzarte para alcanzar lo que se denomina tu umbral de activación, que una vez superado, te pone en movimiento. Esa energía de activación es la fuerza que necesitas para obligarte a salir de tu cama calentita, ducharte, vestirte, desayunar y hacer lo que te prometiste a ti mismo que ibas a hacer a principios de esta semana.

tomando el control muñeco sujetando la tecla ctrlCréeme cuando te digo que esos 5 primeros segundos después de sentir ese atisbo de energía son decisivos. Una vez que pasan, ya está. No hay vuelta atrás. Perdiste tu oportunidad de ponerte en marcha.

Por eso, la programación de actividades placenteras es la columna vertebral de la Activación Conductual para el tratamiento de la depresión. Porque te permite poco a poco ir tomando de nuevo el control sobre tu vida.

No es tan sencillo como parece

Pero si el hecho de activarse e implicarse fuera sencillo, cualquiera podría hacerlo por él mismo. Tu psicólogo no puede decirte: “Este sábado vas a agarrar tu bicicleta y vas a darte una vuelta” y pretender acabar así con tu depresión. Es “un poco” más complicado que eso.

Esto es precisamente lo que piensa mucha gente al tratar la depresión no como un trastorno mental grave, sino más bien como un estado transitorio de tristeza o melancolía que más tarde o temprano pasará.

La terapia Activación Conductual se basa en el análisis funcional de la conducta pasada y presente del paciente, estableciendo hipótesis en relación a actividades potencialmente reforzadoras y relevantes que deben ser puestas a prueba.

Estas actividades o tareas deben estar sometidas a un estudio detallado en cuanto a graduación, grado de gratificación, frecuencia, estructura, tiempo, grado de dominio y toda una serie de variables que deben ser analizadas en profundidad, tanto por el terapeuta como por el propio paciente.

hombre se acerca a mujer

De cualquier forma, la AC ha demostrado obtener grandes resultados empleada por si sola o como un componente más de un tratamiento multimodal típico para la depresión. Es por eso, que es de vital importancia su conocimiento por parte de los profesionales de la psicología y es por eso también, que entendí merecía esta pequeña reseña en el blog.

¡Comparte este artículo en tus redes ya!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No Comments

¿A qué esperas? ¡Dejame un comentario!