fbpx

Como saber si mi hijo tiene altas capacidades

niño superman altas capacidades

Como saber si mi hijo tiene altas capacidades

El 90% de los alumnos superdotados o con altas capacidades están sin diagnosticar. ¿Cómo es esto posible? ¿Cómo saber si mi hijo posee altas capacidades o es superdotado?

No se puede encontrar aquello que se desconoce

Existen multitud de estudios que muestran que la falta de formación e información por parte de los docentes, hace que no puedan detectar a este alumnado de manera fiable y efectiva. No quiero escandalizar a nadie, pero la tasa de error actual por parte de la comunidad docente respecto a la identificación de las altas capacidades, ronda el 85-95% de los casos, según muestran los últimos estudios.

Einstein altas capacidades

La imagen errónea del niño superdotado creado por los mitos que rodean a estos alumnos, hace que se tiendan a identificar solo a aquellos que muestran unas elevadas aptitudes cognitivas (elevado coeficiente intelectual), bigote y pelo alborotado.

Se identifica solo a los que muestran un muy buen rendimiento académico y un comportamiento intachable, mientras que aquellos que muestran otros rasgos, también característicos de los niños con alta capacidad, tales como la creatividad, la resistencia a la autoridad o el aburrimiento ante tareas rutinarias, reciban una valoración más negativa por parte de estos.

Es una verdad constatable, que no se puede encontrar aquello que se desconoce. Y por desgracia la amplia mayoría de profesores, suspenden esta asignatura. Cuando se sabe qué buscar, la superdotación te sorprende en los rincones más insospechados y puede llegar a expresarse de las maneras más inusuales.

Un dibujo, un chiste ingenioso, una excusa rebuscada e inteligente para no hacer las tareas, defender a los indefensos o liderar una pequeña revolución en el patio del colegio para tener 10 minutos más de recreo. Todos estos son indicadores bastante fiables de una alta capacidad que pueden pasar inadvertidos o en el peor de los casos, pueden ser incluso castigados.

Si sospechas que tu hijo puede poseer altas capacidades y no sabes dónde acudir, sigue leyendo y te detallaré los pasos a seguir. A menudo, las sospechas también provienen de tu círculo más cercano (familiares, amigos, profesores, etc.) que te dicen que tu hijo es muy inteligente, que lo que hace o dice no es normal para su edad o que sus notas deberían ser mejores.

OPCIÓN 1: ACUDE AL COLEGIO

Puede que no te atrevas a plantearlo en el colegio porque en realidad no sabes hasta donde llegan las responsabilidades del mismo, por vergüenza de parecer la típica madre o padre del genio o por miedo a que traten a tu hijo de nerds o friki. O peor aún, por miedo a que le realicen la evaluación y no se cumplan tus expectativas.

En cualquier caso, una de las primeras opciones que te recomiendo, es que acudas al colegio y les plantees tu inquietud. Deberán ser los centros escolares los encargados de realizar la evaluación psicopedagógica correspondiente que se plasmará en el informe psicopedagógico.

niño con manos sobre pizarraEste informe, además del diagnóstico y evaluación del niño, contendrá una propuesta para el plan de actuación que incluya la adopción de medidas educativas ordinarias y extraordinarias que permitan dar respuesta a las necesidades de tu hijo de manera coordinada y sistemática.

La evaluación tendrá que ser realizada por el equipo de orientación educativa y psicopedagógica (EOEP) en primaria o el Departamento de Orientación Psicopedagógica en secundaria.

Para solicitar dicha evaluación, te reunirás con el tutor de tu hijo y le transmitirás tus inquietudes y preocupaciones sobre el niño. Debes exponer tu intención de que sea evaluado por el psicopedagogo del centro.

Independientemente de que el tutor comparta el mismo punto vista o no sobre el niño, este deberá hacer llegar al psicopedagogo el modelo de solicitud de informe psicopedagógico que figura en el anexo I de la Orden de 15 de mayo de 2006 y del cual disponen los centros educativos. En dicho informe, se marcará la casilla correspondiente a “flexibilización de curso por sobredotación intelectual” que, aunque no siempre es la intención inicial, es la única opción que aparece en dicho modelo que hace referencia a las altas capacidades.

El psicopedagogo deberá reunirse contigo y tendrás que firmar la autorización para poder realizar la evaluación correspondiente.

Es importante que la familia sepáis que todo esto es un derecho de vuestro hijo. Pero más importante aún es, que en caso de confirmarse las altas capacidades, tu hijo entrará a formar parte del alumnado con “necesidades específicas de apoyo educativo” por altas capacidades intelectuales (Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo).

profesor apunta con el lapizEn este punto, es obligación de la Administración detectarlos y ofrecerles la educación que necesitan lo antes posible. Así lo establece la Ley Orgánica de Educación (2006) (art. 76 y 77) y así queda ratificado en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (2013) (art. 76).

Pero ¿que suele ocurrir? En ocasiones el equipo docente puede mostrarse poco receptivo, por decirlo de manera delicada, a realizar la evaluación de altas capacidades. Frases como “Yo no lo veo” son un argumento utilizado por los docentes para no derivarlos al gabinete de orientación; consecuencia de la concepción errónea que se tiene de estos alumnos, pues se espera que sean niños de diez, con buen comportamiento y muy motivados por el aprendizaje.

O también pueden decirte, que ese tipo de pruebas se realizan al comienzo del curso y por tanto, tendrás que esperar al curso siguiente. Hablando mal y pronto, te están dando largas. ¿Qué puedes hacer entonces?

OPCIÓN 2: CONSULTA DE PSICOLOGÍA

Tu segunda opción es acudir a un centro psicológico privado o a una consulta. Aquí, el especialista en cuestión, tras la correspondiente evaluación que puede alargarse aproximadamente unos 2 meses atendiendo a la edad del niño, elaborara un informe psicológico cuya copia, tendrás que entregar en el colegio de tu hijo. Entonces, el Departamento de Orientación tendrá que tomar cartas en el asunto, quieran o no.

psicóloga infantil altas capacidades

Pero claro, aquí me gustaría dejar claro algo. Contrariamente a lo que sería de esperar, en ocasiones, esto provoca que el proceso se retrase más. Si los orientadores del colegio de tu hijo quieren repetir la evaluación, realizando las mismas pruebas psicométricas que se han utilizado en el informe privado, tendrán que esperar el tiempo marcado en los manuales de los test para poder realizarlas.

¿Con esto que quiero decir? Pues, que en un principio, intentes que el colegio te de bola. Que te escuche y no te ignore. Por eso, mi consejo es que seas paciente y muy diplomático a la hora de pedir la evaluación de tu hijo por parte del centro escolar. Si después de insistir de buenas, consideras que no te están prestando la atención que debieran, acude a un centro privado. No lo dudes.

Espero haberte resuelto algunas de las dudas que te pueden surgir cuando, como padre o madre te enfrentas a esta situación. Entiendo la incertidumbre y el desconocimiento que muchos tienen respecto a donde dirigirse o a quien consultar cuando se viven un acontecimiento así. Por eso quería escribir este artículo.

¡Comparte este artículo en tus redes ya!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No Comments

¿A qué esperas? ¡Dejame un comentario!