fbpx

¿Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) o Altas capacidades?

niños juegan ordenador

¿Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) o Altas capacidades?

Muchos alumnos con Altas Capacidades son diagnosticados de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) todos los días. Esto sucede por el desconocimiento y el estereotipo que tenemos acerca del niño con altas capacidades.

Es más, en muchas ocasiones cuando se habla de que el niño problemático, desobediente, charlatán y desafiante puede poseer altas capacidades en lugar de TDAH, muchos docentes se lo toman a broma. Lo cierto es que ni siquiera se lo plantean, debido a la presunción de que todos los niños con altas capacidades son estudiantes modelo.

Síntomas compartidos pero de origen distinto

El hecho es, que un niño con altas capacidades puede comportarse de manera muy similar a como lo haría un niño con TDAH, solo que por otras causas.

Los niños con altas capacidades suelen aburrirse con frecuencia porque los contenidos de clase no les resultan atractivos ni interesantes. De modo que se muestran inquietos tanto físico, como mentalmente. Y ¿Qué hace un niño aburrido obligado a estar sentado en clase durante una jornada laboral de al menos 8 horas con tan solo un par de descansos de 15 minutos? Pues, se pone a pensar en sus cosas o peor; comienza a molestar a los demás.niño aburrido libro TDAH

Precisamente por eso, parecen estar distraídos continuamente. La elevada capacidad de abstracción es una de las cualidades típicas de niños con altas capacidades. Parecen estar en la luna, cuando en realidad, pueden estar concentrados en otro lugar que les resulte más motivador que en el que se encuentran físicamente.

Por otro lado, a menudo suelen retar a las figuras de autoridad, cuestionando aquellas normas que ellos consideran injustas o no razonadas. Llegan incluso a poner en ciertos apuros dialécticos a más de un profesor que desgraciadamente les termina agarrando manía.

Y tampoco suelen acabar las tareas porque les resultan irrelevantes. De cualquier forma, aunque las acabasen, se las olvidarían en casa más por falta de interés que por un problema de organización y planificación como le ocurriría a un niño con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

¿Cómo diferenciarlos entonces?

Por todo esto, a veces puede llegar a confundirse las Altas Capacidades con un TDAH. Sin embargo, existe una gran diferencia entre ambas disposiciones.

niño dibujando

Mientras que los síntomas de inquietud y falta de atención típicos del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad suelen manifestarse tanto en la escuela como en casa, el niño con altas capacidades solo presenta esta sintomatología cuando se encuentra en la escuela.

En casa, donde es estimulado adecuadamente por los padres y puede dedicarse a aquellas actividades que le resultan atractivas y dignas de atención, no presenta ningún problema.

Por eso, muchos padres, cuando acuden al colegio de sus hijos y les hablan sobre el comportamiento del niño en clase, creen que les están hablando de otro niño. Mientras que en clase es el mismo demonio, cuando llega a casa es un santo.

Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad y Altas capacidades

También puede ocurrir que el TDAH y las altas capacidades estén presentes al mismo tiempo. Es decir, tener TDAH no excluye de poseer altas capacidades. Son los niños con doble excepcionalidad. Las altas capacidades  pueden presentarse junto con otras necesidades educativas especiales como el Trastorno de Espectro Autista (TEA), ciertas dislexias y por supuesto el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

En estos casos, aún resulta más costoso identificarlos, porque se suele focalizar la atención, tanto al realizar la evaluación como en la respuesta educativa posterior, en la necesidad educativa especial y no se trabajan ambas circunstancias conjuntamente.

En el caso en el que confluyen el TDAH y las altas capacidades, el rendimiento académico del niño suele estar muy por debajo de su potencial de aprendizaje, incluso más que si tan solo tuviera TDAH o altas capacidades por separado.

A esto hay que añadirle que estos niños con altas capacidades, arrastran los problemas sociales que, como ya sabemos, presentan aquellos alumnos con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

¡Comparte este artículo en tus redes ya!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No Comments

¿A qué esperas? ¡Dejame un comentario!