fbpx

6 Conductas extrañas durante el duelo

adolescente sentado banco duelo triste

6 Conductas extrañas durante el duelo

Durante el proceso de duelo, el paciente puede experimentar ciertos síntomas que pueden verse como extraños o singulares. En ocasiones, el superviviente exhibe una serie de conductas que en principio podrían tildarse de extravagantes pero que no dejan de formar parte de la elaboración de un duelo normal.

Por eso, me gustaría detallar aquí algunas de ellas e intentar descifrar cuales son sus causas más comunes:

Ira

Ante la pérdida de un ser querido, el paciente suele hacer una especie de regresión y comienza a sentirse desamparado e incapaz de existir sin esa persona. Estos sentimientos de ansiedad traen consigo la ira.

puño apretadoLa ira que siente el superviviente debe de dirigirse de una manera adecuada al fallecido para que la adaptación a la pérdida sea sana.

Sin embargo, en muchas ocasiones tiene lugar lo que se conoce como desplazamiento, donde la ira se dirige a otra persona a la que se suele culpar de la muerte. El culpable puede ser cualquiera: el médico, un hijo e incluso Dios.

Pero sin lugar a dudas, el desplazamiento más peligroso, es el caso en el que la ira es dirigida hacia uno mismo, ya que es el preludio de una depresión grave. Una depresión que en la mayoría de las ocasiones viene acompañada de ideación suicida.

 Emancipación

La emancipación consiste en una especie de alivio tras la muerte de una persona querida. El superviviente en estos casos, experimenta muchos de los síntomas típicos del duelo como la tristeza, la soledad o la fatiga, pero también una sensación liberadora de plenitud.

Suele ser típico de aquellas relaciones que en vida fueron muy ambivalentes. Por otro lado, el superviviente suele sentirse incómodo e incluso avergonzado de sentirse asi, ya que son sentimientos que socialmente no están bien vistos.

Incremento del deseo sexual

En ocasiones, los supervivientes en proceso de duelo sienten una urgencia desmedida por sentirse vivos y son presa de una especie de hedonismo extremo aunque pasajero.

Tomar conciencia de la brevedad de la vida y su inescrutable paso, puede provocar el aumento del deseo sexual, al menos durante un tiempo hasta que se vuelve a la normalidad anterior.

Insensibilidad

Algunas personas dicen no sentir absolutamente nada justo después de la muerte de un ser querido. Suele ocurrir cuando la avalancha de sentimientos y emociones provoca el embotamiento del superviviente, de manera que este los mantiene a un nivel subconsciente como medida de autoprotección.

persona manos sobre las rodillas

A menudo, toda esta sintomatología puede dar lugar a lo que se conoce como un duelo retrasado, uno de los tipos de duelos patológicos que ya vimos en este artículo.

 Sensación de presencia

En estos casos, el superviviente puede pensar que el fallecido, de alguna manera, aún se encuentra en el marco espaciotemporal actual, sobre todo en los días o meses inmediatos a la muerte.

Aunque parezca sorprendente, varios estudios sobre el duelo infantil mostraron como cerca del 80% de los niños se sentían observados por sus padres fallecidos cuatro meses después de la muerte y muchos de los niños, en concreto el 60% seguían teniendo esta misma sensación dos años después.

Alucinaciones

Puede que no sea del conocimiento de amplia mayoría ya que por motivos evidentes no suele compartirse con nadie pero las alucinaciones visuales y auditivas son frecuentes y consideradas normales en aquellas personas que atraviesan un duelo.

No tienes porque pensar que estas volviéndote loco, si al llegar a casa una tarde cualquiera, ves a esa persona que recientemente falleció. Es una conducta totalmente normal y que forma parte del proceso de duelo.

Estas y algunas otras, son algunas de la conductas que forman parte del repertorio habitual de una persona que ha perdido a alguien y se encuentra atravesando un duelo. Algunas pueden parecer un tanto extrañas pero aún así están dentro del proceso de duelo normal no patológico.

¡Comparte este artículo en tus redes ya!
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
No Comments

¿A qué esperas? ¡Dejame un comentario!